Tipos de préstamos y características de cada uno

por | Oct 7, 2020

Qué tipos de préstamos hay y qué características tienen

Antes de pedir un préstamo es importante que sepas qué tipos de préstamos hay y qué características posee cada uno. 

??Un préstamo es un compromiso económico que firmas con un prestamista, persona o banco. Saber qué tipos hay te permitirá decidir cuál te conviene más y sacarle la mayor rentabilidad posible.

¿Un préstamo personal para una reforma? ¿Una hipoteca para la casa de tus sueños? 

Despejamos dudas.

Tipos de préstamos

Ya tienes claro que vas a pedir un préstamo. Antes de conocer las características de cada uno, ¿qué elementos entran en la operación?

Un aspecto clave para evitar futuros problemas es tener claro qué elementos actúan en la solicitud de tu préstamo:

CAPITAL: el dinero que vas a solicitar al prestamista o entidad bancaria.

INTERÉS: el dinero que pagarás a la entidad o prestamista por disponer del dinero. (VALORAR ENLACE A TIPOS DE INTERÉS)

PLAZOS: el tiempo acordado para devolver el dinero prestado más el interés suscitado.

 Ahora sí, ¿qué tipos de préstamos hay? 

A pesar de que se pueden clasificar en dos grandes tipos de préstamos, personales e hipotecarios, vamos a dividirlos para que lo tengas claro dependiendo de la finalidad y quién pide el préstamo.

Según la finalidad del préstamo

En función del objetivo que tengas a la hora de solicitar un préstamo, estos se dividen en préstamos personales y préstamos hipotecarios.

Cada uno con sus propias características, aunque la principal diferencia es la que te hemos comentado: su finalidad.

 Préstamos personales

Los préstamos de tipo personal son aquellos que están destinados a financiar alguna necesidad concreta que tienes en un determinado momento. 

Estos préstamos sueles solicitarlos cuando no tienes el dinero suficiente al momento, pero precisas costear una necesidad [hacer una reforma, pagar un curso o máster, ir de viaje o comprar un coche].

? Tienen un importe menor que los préstamos de carácter hipotecario, un máximo de 30.000 €.

? Suelen disponer de un plazo de devolución menor y menos trámites pues la cantidad solicitada y a devolver es menor.

Dentro de este tipo de préstamos hay dos grandes grupos:

 PRÉSTAMOS DE CONSUMO

¿Quieres financiar un producto al momento? Este tipo de préstamos, los de consumo, es lo que necesitas.

Se utilizan para costear un producto de consumo duradero y que no tiene un precio elevado. Algunos ejemplos de este tipo de productos: un coche, una moto, bicicleta eléctrica o un electrodoméstico que no puedes pagar al momento.

 PRÉSTAMOS DE ESTUDIOS

Si vas a estudiar un grado, máster o carrera universitaria y no puedes costearlo al completo, los préstamos de estudio serán tu salvación.

Como el de consumo, no suele ser un precio elevado, siempre comparándolo con una hipoteca y se suele abonar en un período corto de plazo, de 3 a 6 meses.

?

 

Este tipo de préstamos personales conllevan una serie de gastos según la entidad o persona que lo preste. Gastos como:

 

  • Comisión de apertura: un porcentaje de la cantidad solicitada y que se suele abonar en el momento que se firma. 
  • Comisión de estudio: gastos que asume la entidad o prestamista para estudiar al cliente que lo solicita y que se abona al comienzo de la operación. 
  • Cancelación anticipada: este gasto surge cuando se cancela el préstamo y el solicitante quiere devolver el dinero antes del tiempo pactado. Como consecuencia de esto, el dinero generado por intereses es menor y la entidad o prestamista ganará menos dinero, exigiendo un gasto por cancelación. 
  • Corretaje: el beneficio que se lleva el Corredor de Comercio, persona que se encarga de garantizar el contrato.

 Préstamos hipotecarios

Los préstamos hipotecarios están destinados a financiar la compra de una vivienda. Por lo general, las cantidades solicitadas son grandes y, por supuesto, mayores que las de un préstamo personal.

La gran diferencia respecto a los otros préstamos, además de la cantidad de la operación, es que los bancos o entidades prestamistas cuentan con una garantía real.

¿Qué significa la garantía real?

Este tipo de garantía implica que si la persona que solicita el préstamo hipotecario no puede hacer frente a los gastos, la garantía es la vivienda o el inmueble. 

En este caso, la propiedad de la vivienda pasará a estar en manos del banco o entidad prestamista. 

? ¿Contar con un aval?

 

Una de las formas habituales para que un banco o entidad acceda a darte un préstamo es contar con un aval.

El avalista, en este caso, se declara en disposición de hacer frente a los gastos del avalado (dinero prestado más intereses) si este no puede costearlo.

El avalista que elijas debe cumplir con algunos requisitos: 

Ser mayor de edad, tener ingresos estables, solvencia y contar con propiedades libres de carga.

 

Pedir préstamo hasta 5000€

Según quién pide el préstamo

¿Hay diferencias significativas si un préstamo lo pide un autónomo o una empresa? La respuesta es que sí.

En este apartado te explicaremos cada préstamo según quién lo solicita y los tipos que hay.

Tipos de préstamos para empresas

Este préstamo para empresas se solicitan para financiar un proyecto o negocio a medio o largo plazo, sobre todo al inicio cuando se suele necesitar una ayuda externa para comenzar en un negocio.

Según qué entidades se encargan de financiarte, podemos dividir este tipo de préstamos: 

  • Concedidos por bancos.

En el caso de los préstamos concedidos por bancos es necesario presentar: 

? Un plan de viabilidad del proyecto si el dinero solicitado es para financiar un nuevo negocio.

? Un informe de la situación actual de la empresa si la solicitud es para una empresa o negocio ya establecida.

En los préstamos de empresa que conceden los bancos los tipos de interés dependen del proyecto que presentes y la entidad a la que lo solicites, pero suelen variar entre el 4 y el 9%. 

La cantidad financiada también depende de la entidad, siendo la mínima de 3.000 € y la máxima de 50.000 o 100.000 €.

  • Préstamos ICO.

Este tipo de préstamos se conocen así por las siglas de Instituto de Crédito Oficial, ICO, una entidad de carácter público que tiene como objetivo promover la actividad económica y contribuir al crecimiento del país.

La solicitud a la ICO exige que se presente un informe de la capacidad para pagar del solicitante así como para detallar para qué tipo de negocio es el préstamo.

La financiación en estos casos es mayor que en el de los bancos, alcanzando los 12,5 millones de euros.

El tipo de interés, por su parte, puede ser fijo o variable dependiendo del plazo del préstamo y de los años de carencia (una cláusula que suele estar presente en el contrato de préstamo por la cual dispones de un periodo de tiempo “libre” de pagar la cuota del dinero solicitado o una parte de la misma).

Préstamos para autónomos

Para autónomos suele ser más complicado encontrar la financiación ideal, pues suelen estar pensados para empresas, grandes o pequeñas. 

Eso sí, si eres autónomo y vas a pedir un préstamo te recomendamos que tengas en cuenta estos puntos antes de decidirte por una entidad u otra:

  • Valora contratar préstamos a corto plazo, son útiles cuando necesitas liquidez en un momento puntual en lugar de uno a largo plazo que tengas que pagar durante mucho tiempo. 
  • Estudia las diferentes proposiciones de entidades bancarias o prestamistas y elige la que esté pensada para autónomos, las condiciones suelen ser mejores.
  • Reflexiona si de verdad necesitas el préstamo o puedes esperar a tener mayores ingresos o liquidez. Recuerda que al dinero prestado hay que añadirle intereses y gastos que debes considerar.

Además, en el caso de los autónomos solicitan una mayor información y documentación para conceder el préstamo: 

  • El plan de negocio
  • Presupuesto o factura proforma de la inversión
  • Declaración de Hacienda de los últimos 3 años
  • Declaración trimestral o detalles de operaciones financieras

 

? Otros tipos de préstamos

 

A pesar de que no es lo habitual, hay ocasiones en las que se clasifican los tipos de impuestos según el plazo de vencimiento. 

 

  • A corto plazo: concedidos a un año vista.
     
  • A medio plazo: concedidos cuando el vencimiento finaliza entre 1 o 3 años. 
  • A largo plazo: el vencimiento es superior a 3 años.

Estos son los tipos de préstamos, según la finalidad y la tipología de tu negocio, si eres autónomo o tienes una empresa.

 

En Movistar Money puedes solicitar tu préstamo hasta 4.000 € y eligiendo hasta 42 cuotas para pagar. 

 

Pide tu préstamo aquí

Pide tu Préstamo

Sólo tardarás unos minutos

Post Relacionados: