¿Qué es la Inflación? Entendiendo su Impacto y Cálculo

por | Oct 4, 2021

Imagina que el dinero que tienes hoy te permite comprar menos cosas mañana. Eso es, en esencia, lo que conocemos como inflación. Pero, ¿qué significa realmente este término que tanto escuchamos en las noticias y cómo afecta a nuestra vida diaria? En este artículo, exploraremos a fondo qué es la inflación, sus causas y cómo se mide.

Definición de Inflación

La inflación se define como el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios en una economía durante un período determinado. Cuando la inflación es alta, cada unidad de moneda compra menos bienes y servicios. Es decir, disminuye el poder adquisitivo del dinero.

Por poner un ejemplo sencillo, la inflación crece cuando hay mucho dinero y la oferta se mantiene. Al haber más personas que pueden comprar esos productos, su precio sube. A mayor demanda, mayor el precio.

 

¿Cómo se Percibe la Inflación?

Curiosamente, la percepción de la inflación puede variar. Por ejemplo, si el precio de la gasolina sube, las personas que usan mucho el coche sentirán más su efecto. Además, tendemos a recordar más los aumentos de precios que las bajadas o estabilizaciones.

 

Causas de la Inflación

Ahora que ya sabes qué es la inflación, vamos a ver qué lo provoca. La inflación puede ser causada por varios factores:

 

  1. Demanda Mayor que Oferta: Cuando la demanda de bienes supera la capacidad de producción, los precios tienden a subir.
  2. Aumento de Costos de Producción: Si el costo de las materias primas o la mano de obra aumenta, los precios de los productos finales también aumentan.
  3. Inflación Autoconstruida: Anticipando futuros aumentos de precios, los productores pueden aumentar gradualmente los precios.
  4. Inflación de la Base Monetaria: Más dinero en circulación puede aumentar la demanda, llevando a un incremento de precios.

Pedir préstamo hasta 7000€

Tipos de Inflación

Existen varios tipos de inflación:

  • Moderada: Aumento gradual de precios.
  • Galopante: Aumentos muy elevados y rápidos.
  • Hiperinflación: Precios suben de manera exagerada.
  • Estanflación: Aumento de precios sin crecimiento económico

 

Cómo se Calcula la Inflación

El cálculo de la inflación se realiza principalmente a través del Índice de Precios al Consumo (IPC) o el Índice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC) en la eurozona. Estos índices reflejan el cambio en los precios de una «cesta» de bienes y servicios consumidos por las familias.

 

Ejemplo de Cálculo

 

Para entender cómo se calcula la inflación, consideremos un ejemplo sencillo:

Supongamos que en el año base, el costo total de una cesta de bienes es de 850€. Al año siguiente, el mismo conjunto de bienes cuesta 875€. La tasa de inflación se calcularía como:

[(875€ – 850€) / 850€] x 100 = 2.9%

Como vemos, la inflación sería del 2,9%. Es decir, el coste de esos bienes o servicios ha incrementado un 2,9% respecto al año anterior

Los efectos de la inflación

A estas alturas, seguro que te estás preguntando, entonces ¿la subida de la inflación es algo malo para mí como consumidor, no?

Es normal que te hagas esta pregunta, sin embargo no siempre es negativo. 

De hecho, un pequeño crecimiento, si es sostenido y controlado, es beneficioso para la economía de cualquier país. 

A nivel particular, si bien es cierto que el dinero en efectivo vale menos, el que tiene bienes tangibles o propiedades se ve beneficiado.

En España y en el resto de países de la Unión Europea cuya moneda es el euro, es el Banco Central Europeo (BCE) el que se encarga de mantener la inflación por debajo del 2%.

Impacto de la Inflación

La inflación no solo afecta los precios, sino también tiene un impacto económico y social:

  1. Poder Adquisitivo: Disminuye la cantidad de bienes que se pueden comprar con la misma cantidad de dinero.
  2. Deudas y Ahorros: Beneficia a los deudores (ya que pagan con dinero menos valioso) y perjudica a los ahorradores.
  3. Decisiones de Política Monetaria: Las autoridades monetarias, como el Banco Central Europeo, usan la inflación para orientar sus políticas, buscando mantenerla en un nivel óptimo, generalmente alrededor del 2%.

Cómo se reduce la inflación

El objetivo de cualquier país es mantener controlada la inflación, porque la estabilidad de precios genera confianza tanto en los consumidores, como en las empresas (que invierten más), la economía crece y se crean más puestos de trabajo.

Si lo piensas bien, cuando los precios son estables, a la hora de tomar una decisión de compra puedes comparar precios entre toda la oferta o saber si son más o menos caros que los últimos que compraste.

Igualmente para las empresas, que pueden tomar decisiones a la hora de invertir. Si se incrementa el riesgo, puede que decidan irse a otros países con una moneda más estable.

¿Y cómo se consigue reducir la inflación? 

El BCE lo que suele hacer es incrementar la tasa de interés de la deuda pública. De manera que suben las tasas de intereses de los préstamos.

De manera sencilla, el interés que te cobran por un préstamo al consumo, por la tarjeta de crédito o por la hipoteca, es mayor.

Así, se “frena” el consumo. Aunque no conviene que se prolongue en el tiempo porque también reduce la actividad en el sector secundario (fábricas). Lo que no solo reduce beneficios para esos empresarios, sino que puede llegar a provocar desempleo.

Como ves, al final es una cuestión de “crecimiento sostenido”. Que haya inflación no es necesariamente malo si está controlado. Aunque es posible que como consumidor en algún momento te haga falta más efectivo para comprar algo.

Si es tu caso ahora, no dudes en echar un vistazo a las condiciones del préstamo online de Movistar Money, que no tiene comisión de apertura.

Pide tu Préstamo

Sólo tardarás unos minutos

Post Relacionados: