Sin categoría

¿Qué es el renting? ¿Y el leasing? Conoce las diferencias

por | Feb 8, 2021

Renting y leasing, qué son

 

Renting y leasing son dos conceptos sobre arrendamiento y alquiler que se confunden en varias ocasiones. 

¿Qué es el renting? ¿Cómo funciona? ¿En qué se diferencia del leasing?

Calma, no te agobies que en este post te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre estos dos métodos de alquiler. 

¿Empezamos?

Qué es el renting

El renting es un acuerdo de alquiler en el que un arrendador cede un determinado bien mueble durante un tiempo determinado a un arrendatario a cambio del pago de una cuota periódica.

Como en cualquier alquiler, en el renting el propietario del bien sigue siendo el arrendador, la persona o empresa que suministra el bien y no el arrendatario.

¿Qué características tiene el renting?

Para entender cómo funciona el renting te contamos sus principales características para saber su funcionamiento.

  • El arrendador y el arrendatario son los que se encargan de fijar las condiciones del renting durante la formalización del contrato.
  • Se trata de un alquiler de un bien durante un plazo largo que suele ser superior a un año y un máximo de cinco.
  • El alquiler es de un bien mueble, es decir, aquel que se puede trasladar de un lugar a otro. En el renting, el bien más común es el de un vehículo.
  • En este tipo de alquileres el arrendador puede ser una empresa o entidad financiera pero nunca un particular. A su vez, el arrendatario puede ser una empresa o un particular.

El leasing también es un método de “renting”, pero con su propia definición y características.

Pedir préstamo hasta 4000€

¿Qué es el leasing? 

 

El leasing, también conocido como arrendamiento financiero, es un contrato entre un arrendatario y un arrendador por el que se cede un bien a cambio de unas rentas pactadas entre ambos.

En el caso del leasing, concurre la posibilidad de adquirir el bien cedido al final del contrato.

¿Qué características tiene el leasing? 

 Como el renting, el leasing tiene sus propias características para entender cómo funciona.

  • La empresa que alquila el bien puede ejercer ciertos derechos: quedarse en propiedad el bien a un precio que se acuerda al final del contrato, devolver el bien y rescindir el contrato o renovarlo bajo nuevas condiciones.
  • Es un tipo de arrendamiento utilizado para el alquiler de coches, edificios o máquinas de producción para la actividad empresarial.
  • Salvo que se hayan establecido otros acuerdos, es el arrendatario y posible futuro propietario del bien el que se hace cargo de los gastos de su mantenimiento.
  • La duración de este tipo de alquileres es mínimo de dos años, si es un bien mobiliario y mínimo de 10 si es un bien inmueble.

Una vez vistos cada uno y qué características tienen, ¿en qué se diferencian?

Diferencias entre renting y leasing

Puedes pensar que tanto renting como leasing son conceptos parecidos. De hecho, en ambos casos, solo se ofrecen bienes nuevos, no de segunda mano o usados.

Ahora bien, ¿qué diferencia hay entre estos términos?

  • El tipo de alquiler.

 Es la principal diferencia entre los dos conceptos, el tipo de alquiler.

En el leasing el arrendador puede quedarse con el bien cedido al término del contrato de arrendamiento. Es decir, tiene una opción de compra por el mismo que se pacta al término del contrato.

Por el contrario el renting no tiene esta opción, si no que al acabar el contrato debe devolver el bien cedido o prorrogar el contrato.

  • El tipo de cliente.

Mientras que en el renting es habitual que tanto particulares como empresas o autónomos soliciten el alquiler de un bien, el leasing está destinado para las empresas con el fin de realizar una actividad.

Esta opción de leasing es útil para empresas, pues les permite realizar su actividad adquiriendo vehículos o maquinaria a través del arrendamiento. De otra manera, la compra tradicional no la podrían asumir por su alto coste.

  • La duración del alquiler.

Otra de las claves en las que se diferencian es el tiempo de alquiler.

El renting suele ceder bienes en periodos de 1 a 5 años y, al término, debes devolver lo alquilado. 

Por su parte, el leasing suele constar de una duración mínima de 2 años y, si el bien cedido es un inmueble, suele ser de 10 años.

  • El tipo de bien para alquilar. 

El renting cuenta con una limitación, y es que solo pueden alquilarse los bienes muebles. Como te hemos dicho, aquellos que pueden trasladarse de un lado a otro.

El leasing amplía sus tipos de bienes a los inmuebles, posibilitando alquilar edificios o locales para la actividad económica.

  • El tipo de mantenimiento del bien.

Es uno de los puntos que debes tener en cuenta, los gastos de mantenimiento de cada uno de los bienes cedidos.

Al solicitar un alquiler de renting es el arrendador el que asume el gasto de mantenimiento del bien que te ha cedido. Al final, es un bien que volverá a su propiedad, así que le interesa mantenerlo en el mejor estado.

Por su parte, en el leasing es el arrendatario de gestionar los gastos de mantenimiento del bien cedido. Es decir, te encontrarás con gastos imprevistos de mantenimiento derivados del uso del bien cedido. 

  • El gasto del alquiler.

El leasing suele ser más barato y tener cuotas más bajas que el renting, puesto que no incluye el mantenimiento del bien cedido.  

Además, en el renting solo te puedes deducir el coste de las cuotas. Mientras, el leasing tiene más ventajas fiscales para el arrendatario, posibilitando la deducción fiscal de las amortizaciones y el pago de las cuotas. 

Estas son las principales diferencias entre leasing y renting.

La última duda que te puede surgir es: ¿cuál te conviene más?

¿Renting o leasing? 

Si has llegado hasta aquí es porque de verdad te interesa solicitar un alquiler a través del renting o el leasing. 

Entonces, ¿cuál te conviene? Cada opción tiene su interés según tu situación y el objetivo para el que vayas a utilizar el bien. 

  • Si eres un particular:

Te vendrá bien un coche de renting si estás en una situación temporal en la que necesitas un coche, por ejemplo, para moverte. 

Imagina que te trasladas a otra ciudad y prefieres ir en un vehículo. Tener la opción del renting te permitirá tener tu propio coche pagando la cuota al mes y sin preocupaciones, pues el mantenimiento corre a cargo del propietario. Si vuelves a tu ciudad, puedes devolver el coche sin preocuparte por nada más.

  • Si eres un autónomo o tienes una empresa:

El leasing es tu oportunidad si acabas de empezar como autónomo o en un negocio y no dispones de presupuesto suficiente para adquirir material con una compra tradicional.

Te permite alquilar todo lo que necesitas para tu actividad económica y la posibilidad, si surge, de adquirirlo en propiedad al final del contrato de arrendamiento. También puedes solicitar un nuevo contrato con nuevos bienes sustituyendo a los anteriores.

¿Ya tienes claro qué es el renting y el leasing y en qué se diferencian? 

Si te vas a lanzar a solicitar el alquiler de un bien mueble o inmueble y necesitas un préstamo, en Movistar Money puedes disponer de hasta 4.000 €.

Solicita tu dinero aquí.

Pide tu Préstamo

Sólo tardarás unos minutos

Post Relacionados: